Buscar

My internship experience by Andreas Loeser

Actualizado: 30 de sep de 2019

This past summer, I had the privilege of working with El Origen and its dedicated team of educators. Each class I sat in on surprised me with the engagement their art-based and culturally inclusive curriculum fostered. Students are given an education that will help them earn a living in the challenging economy of La Guajira and also engage with their cultural heritage. I believe the latter is one of the key components in the success of this program because this gives the students a way to connect to the material.


When I first arrived in Riohacha and started working with El Origen, I was nervous. My Spanish was not very good and I couldn't see how I would be of any use. However, when I visited the community for the first time my fears were dismissed. I was able to make the kids laugh just by being goofy and Yubelskis, El Origen's resident Spanish teacher, was a huge help to me by teaching me Spanish. The kids and young adults of Poromana taught me some Wayúu. After awhile the language barrier slowly came down and I was tasked with teaching classrooms full of talented students, which would've been difficult had it not been for the older students taking the initiative to teach the younger ones.


This learning by osmosis extended to the soccer pitch, the walks around the community, and picnics by the river. I'm already missing the sunny days I spent in the communities and I hope I had as positive an impact on others as they had on me. I’m excited to see what the future holds for these bright students.

-Andreas


-------

Versión español


El verano pasado tuve el privilegio de trabajar con El Origen y su dedicado equipo de educadores. Cada clase en la que me senté me sorprendió con el compromiso que fomentó su plan de estudios cultural e inclusivo. Los estudiantes reciben una educación que los ayudará a ganarse la vida en la desafiante economía de La Guajira y también a comprometerse con su patrimonio cultural. Creo que este último es uno de los componentes clave en el éxito de este programa porque les brinda a los estudiantes una forma de conectarse con el material. Cuando llegué a Riohacha y comencé a trabajar con El Origen, estaba nervioso. Mi español no era muy bueno y no podía ver cómo sería de ninguna utilidad. Sin embargo, cuando visité la comunidad por primera vez, mis temores fueron descartados. Pude hacer reír a los niños simplemente siendo tonto y Yubelskis, la maestra de español residente de El Origen, fue de gran ayuda para mí al enseñarme español. Los niños y jóvenes adultos de Poromana me enseñaron un poco de Wayúu.


Después de un tiempo, la barrera del idioma bajó lentamente y tuve la tarea de enseñar aulas llenas de estudiantes talentosos, lo que hubiera sido difícil si no hubiera sido por los estudiantes mayores que tomaban la iniciativa de enseñar a los más jóvenes. Este aprendizaje por ósmosis se extendió al campo de fútbol, ​​los paseos por la comunidad y los picnics junto al río. Ya echo de menos los días soleados que pasé en las comunidades y espero haber tenido un impacto tan positivo en los demás como lo hicieron conmigo.

Estoy emocionado de ver qué les depara el futuro a estos brillantes estudiantes.

Aquí su galería de imágenes:




Blue


Braid



Closeup



Drum


Dance


Distillery


Crossbeam

Crochet



Duo


Goat


Hourse


LaAlta


Makeup


Marsh


Run




Mono



Shoe



Smile



Tire



Trio

0 vistas